Hardware,Informática

Tipos de almacenamiento de nuestros equipos informáticos

Anuncios

El almacenamiento de nuestros equipos es algo que nos ha preocupado desde siempre porque pensamos que cuantos más megabytes de memoria tenga nuestro disco duro, más rápido o mejor será. Esto algo que dista mucho de la realidad, ya que el almacenamiento no implica que nuestro equipo informático sea más rápido, influyen factores como el procesador, la memoria RAM y otros componentes.

El almacenamiento es algo importante a la hora de disponer de espacio para guardar nuestra información, pero hoy en día existen sistemas muy fiables que son los que vamos a ver como los SSD y almacenamiento en la “famosa” nube.

Tipos de almacenamiento

Lo primero que debemos tener en cuenta son los tipos de almacenamiento que tenemos y saber sus ventajas e inconvenientes.

Discos duros: Los discos duros son llamados así porque en su interior contienen una serie de discos donde la información es guardada mediante una aguja que de forma mecánica se mueve por todos y cada uno de los discos.

SSD: las siglas significan Solid State Disk, o lo que es lo mismo Unidad de Estado Sólido. Estas unidades no son discos duros como tal, son unidades de almacenamiento con unas velocidades de escritura y lectura muy superiores a los discos duros y por ello mejorarán cualquier equipo informático independientemente del hardware que tenga.

Problemas con los discos duros

Una vez conocidos los tipos de almacenamiento que tienen nuestros equipos informáticos y sabiendo el funcionamiento de los discos duros es fácil saber los problemas de los discos duros.

Cada vez que vamos añadiendo información al disco duro, esta información se reparte por el espacio que quede libre en él. Esto quiere decir que un documento puede estar almacenado en uno de los discos y el resto estar almacenado en otro disco, por lo que, al acceder a ese archivo, la aguja mecánica encargada de leer los discos tendrá que moverse por los discos para acceder y leer el documento en cuestión.

Por ello, cuanto más usemos el disco duro, más lento se vuelve y con más frecuencia aparecerán problemas en los sectores que podrán ser reparados o no dependiendo de la gravedad.

Un uso normal del disco duro puede hacer que en varios meses tengamos un equipo lento si no se realizan tareas de mantenimiento como desfragmentaciones y optimizaciones del espacio libre de almacenamiento.

Las desfragmentaciones son tareas de mantenimiento que reorganizan los datos de los discos, intentando añadir todas las partes de un documento en el mismo disco y de forma continua para que sea más fácil leerlo.

Ventajas de cambiar a SSD

Un SSD o unidad de estado sólido no tiene discos donde guarda la información, ni agujas que lean los discos para acceder a ella. Un SSD almacena todo por igual y es mucho más rápido y sencillo acceder a la información, por ello aumentarán no solo el acceso a documentos y programas, también el sistema operativo funcionará mejor y con más rapidez.

Con un SSD las velocidades de encendido de un equipo mejoran tanto que podemos tener un equipo desde cero hasta que sea operativo para trabajar en menos de 10 segundos, sin ralentizaciones y con rapidez a la hora de abrir aplicaciones.

Su implementación es casi obligatoria en los equipos de gama alta actualmente y debido a su precio cada vez más bajo, llegará poco a poco a todas las gamas de ordenadores comerciales y empresariales.

Almacenamiento en la nube

Una vez conocidas las ventajas e inconvenientes de los distintos tipos de almacenamiento de un equipo informático es hora de hablar de “la nube”. Este almacenamiento del que mucha gente duda pero que puede ahorrarnos más de un disgusto si no realizamos copias de seguridad con regularidad.

Existen servicios como OneDrive de Microsoft que nos permiten almacenar y sincronizar carpetas de nuestro equipo informático con todos los dispositivos que tengan instalada dicha aplicación, ya sean móviles, tablets u ordenadores personales.

OneDrive, como decimos, es de Microsoft y se integra a la perfección con nuestro sistema Windows 10, haciendo que la sincronización de documentos vaya más allá, ya que tendremos en todos los equipos los documentos sincronizados, pero solo descargará los que utilicemos, ahorrando muchísimo espacio en nuestro SSD o disco duro.

Existen muchos más servicios, pero hablamos de OneDrive en particular por el bajo coste si decidimos pagar por más capacidad de almacenamiento y por su integración con Windows 10 que cada vez está más extendido.

Conclusión

Nuestra recomendación es el uso de SSDs en todos los equipos informáticos que dispongamos, ya sean portátiles u ordenadores de sobremesa. Su velocidad y su bajo o nulo mantenimiento los convierten a día de hoy en las mejores unidades de almacenamiento. Además, otorgarán a nuestro ordenador una velocidad antes pensada y una larga vida útil del equipo.

En empresas los llevamos utilizando mucho tiempo ya que evita mantenimientos innecesarios y problemas de pérdidas de información que se traducen en costes para nuestra empresa.

Los TPV que instalamos en hostelería incluyen SSD con las aplicaciones necesarias para la gestión del negocio, aumenta la velocidad del programa de gestión y evita mantenimientos o rotura de equipos, esto se traduce en sustitución del TPV y reparaciones que en la mayoría de los casos son producidas por un disco duro deteriorado.

Si todavía no te has convencido, ven y solicita una demostración de nuestros TPVs y pruébalo por ti mismo.

Te esperamos en Allmericurs.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

También puede gustarte...

¿Te ha gustado? ¡Comenta!

avatar
  Suscribirse  
Notificaciones de