Informática

Wi-Fi: Cinco cosas sorprendentes que quizá no conocías

Anuncios

Piensa, por un momento, cómo sería tu día a día si no pudieras conectarte a Internet vía Wi-Fi. Complicado, ¿verdad? Esta sencilla reflexión nos permite interiorizar sin esfuerzo la importancia que ha adquirido esta tecnología con el paso de los años.

Una realidad que, de hecho, ha ido a más con el crecimiento de los entornos multidispositivo y la popularidad de smartphones, tablets y gadgets inteligentes.

El Wi-Fi se ha convertido en algo fundamental tanto en hogares como en empresas, y con el desarrollo de los últimos estándares ha sido posible alcanzar un nivel de rendimiento y de fiabilidad que la han convertido en una alternativa viable.

Incluso es viable para llevar a cabo tareas tan exigentes como visualizar contenidos en alta resolución y jugar en línea con todas las garantías, sin tener que preocuparnos por la latencia.

Ya sabemos que su importancia es indiscutible, y tenemos claro el papel que juega actualmente, pero en este artículo queremos compartir contigo cinco cosas sorprendentes sobre el Wi-Fi que, probablemente, no conozcas.

1 – El Wi-Fi es una tecnología «vieja»

Es fácil pensar en una tecnología de conectividad inalámbrica como el Wi-Fi como algo relativamente reciente o nuevo, sobre todo tras ver la importancia que tiene en el sector móvil, pero la realidad es totalmente distinta.

La predecesora de esta tecnología tuvo su origen en Hawái en 1979, y su fundación como tal se produjo en septiembre de 1990. Sí, el año que viene cumplirá 30 años.

2 – Sus ondas viajan en forma de donut

La conexión Wi-Fi funciona mediante ondas de radio que transfieren la información de un dispositivo a otro, facilitando la comunicación bidireccional imprescindible para que podamos disfrutar de Internet, y esas ondas tienen una forma circular que recuerda, en gran medida, a los donuts.

3 – Tuvo muchos nombres previos

Hoy en día es imposible pensar en el Wi-Fi como una tecnología que podría llamarse de otra forma, pero la realidad es que cuando empezó a utilizarse fue conocida con nombres tan dispares y variados como WECA, IEEE 802.11b Direct Sequence, WaveLAN, FlankSpeed y DragonFly.

Personalmente me gusta como suenan los dos últimos, aunque no los cambiaría por Wi-Fi.

4 – El Wi-Fi «dominará el mundo»

Puede sonar exagerado, pero nada más lejos de la realidad, y para muestra basta un simple botón: se estima que en 2020 habrá más de 50.000 milones de dispositivos conectados a través de esta tecnología, que serán utilizados por casi 8.000 millones de personas.

5 – Se han integrado en elementos impensables

Cuando hablamos de Wi-Fi es fácil pensar en diferentes dispositivos que son capaces de sacarle partido, como un smartphone, una tablet, una consola, un PC o un portátil, pero este tipo de conectividad se ha integrado en cosas tan variopintas como bastones para caminar, botellas de agua, accesorios de vestir para festivales y hasta en cubiertos.

¿Te ha gustado? ¡Comparte!

También puede gustarte...

¿Te ha gustado? ¡Comenta!

avatar
  Suscribirse  
Notificaciones de